En 2012, se presentó la primera eficiencia del 9.7% para una célula solar de perovskita de estado sólido. Solo cinco años después, a mediados de 2017, se utilizaron células solares pequeñas que utilizaban estos materiales cristalinos únicos, fabricados con una eficiencia de conversión de energía certificada de 22.1% .
La trayectoria de desarrollo rápido de las células solares de perovskita (PSCs) es atribuible a la multitud de esfuerzos de investigación en curso que se dirigen a los desafíos tecnológicos asociados principalmente con la estabilidad del dispositivo y la uniformidad del proceso. La capacidad de detectar defectos que por ejemplo limitan la eficiencia, está jugando un papel particularmente crítico en la fabricación y el rendimiento de los PSC.

En ésta aplicación se presenta un método muy conveniente de análisis de celdas solares de Perovskita